Los 5 pasos para tener tu propia web

Necesitas sacar algo de dentro de ti que te apasiona, algo donde ya pasas las horas muertas y te encanta. Consideras una web como la herramienta perfecta para hacerlo.

Así aliviarás un poco el saber que tu trabajo no te gusta tanto como parece, dedicando tiempo a tu verdadero talento y pasión.

Además eres consciente que si lo haces bien, incluso puedes monetizar esta web, consiguiendo un extra al final de cada mes. (Quien sabe si algún día puede convertirse en tu plan B definitivo que te permitirá abandonar tu actual trabajo insatisfactorio)

Yo mismo he pensado todas esas cosas, consiguiendo hacer varios proyectos webs y consiguiendo resultados en ellos.

Incluso me ha permitido hacerme experto en algunas materias y crear una profesión secundaria en algo que realmente me apasiona.

PASO 1 – LIBERACIÓN DE LOS MIEDOS

Soy consciente que ante la idea de crearse uno mismo su propia web o blog surgen distintos miedos. Yo mismo los he tenido en mayor o menor medida,viéndome en la obligación de ir liberándome de ellos.

Por eso, creo de vital importancia el liberarse de ellos como primer paso hacia nuestro objetivo de crear y diseñar nuestra propia web.

Hago un listado de posibles miedos que puede aparecer:

 

1- No tengo dinero, no puedo gastar en algo que no se si va a funcionar.

Odio la palabra gastar en estos casos. La vamos a cambiar desde ahora mismo por invertir. ¿Cuánto vale tu sueño?¿Cuánto
invertirías en él, en algo que verdaderamente te apasiona?

La propuesta que he diseñado para simplificarte todo este proceso te puede suponer una inversión de un mínimo de 155 euros aproximadamente el primer año.

Algo más de 12 euros al mes, no llega ni a 3 euros la semana. ¿Puedes privarte de algún cafelito o cervecita por semana.?

Si trabajas en ello, seguro que tu web dará frutos. Te sentirás orgulloso de tu esfuerzo e ilusionado con estar cara a cara con algo en lo que sientes verdadera pasión. No dudarás en invertir algo más cuando sea necesario.

La solución: Invertir en algo que te gusta no tiene que ser un problema. Pero sólo tu priorizarás en qué quieres gastar el dinero.

Además hoy día tener tu propia web es muy económico para la herramienta tan potente que tendrás entre tus manos.

2- No tengo tiempo, estoy todo el día ocupado.

Si un día en vez de 24 horas tiene 36, seguiremos igual de ocupados llenando todas esas horas de más. Alargamos todas nuestras actividades en el periodo de tiempo que tenga el día.

Al final, la realidad, es que tienes las mismas horas que cualquier otra persona, 24.

Las personas solemos abarcar todo el tiempo que tenemos en hacer tareas para mantenernos ocupados, el problema viene en que no somos capaces de priorizar las tareas importantes y deshacernos de las que nos roba el tiempo.

La solución: Debes tomar conciencia de a qué cosas dedicas tu tiempo. No debes añadir más horas a las 24 del día, sino restar esas actividades que te hacen perder tiempo y no le sacas provecho.

3- No se que pasos tengo que dar

Es muy normal en todo este mundo. Hace muchos años apenas había información. Recuerdo mis inicios en todo el mundo de la informática e Internet.

Me costaba bastante encontrar manuales, cuando lo conseguía estaba todo en inglés. Me sentía frustrado y perdido. La otra opción era entrar en una academia de diseño pero era bastante caro en aquellos tiempos.

Hoy día tenemos exceso de información, a esto se llama infoxicación. Te puedes encontrar mil formas de hacer una web, cientos y cientos de métodos, herramientas… es muy fácil perderse si no sabes donde dirigirte.

Yo mismo he pasado por muchas webs, he usado muchas herramientas, probado distintos métodos y alternativas… ni te imaginas la de horas y horas que he invertido todos estos años.

La solución: No te preocupes, toda mi experiencia la he condensado en algo sencillo, directo y muy profesional. Te voy a guiar en los pasos necesarios quitando toda la paja del grano, como se suele decir.

4- No tengo conocimiento técnico ni de diseño.

El miedo a la tecnología, a la parte técnica de una web, nos viene porque hace algunos años era muy difícil tener esos conocimientos si no los había estudiado en la universidad, academia… (no teníamos a nuestro querido Google para preguntarle).

Hoy día básicamente la tecnología esta al alcance de nuestra mano, es muy sencillo e intuitivo. Solo tienes que coger tu móvil y te darás cuenta de que no te resulta complicado usarlo ¿verdad?

Es algo que lo hemos llevado al día a día, mientras mandamos un simple whatsApp o navegamos entre distintas app del
móvil. Lo mismo pasará cuando tengas tu web, te adaptas de una forma muy sencilla e intuitiva.

La solución: Dentro de estos pasos te daré una gran herramienta que te ayudará a vencer este miedo tecnológico. Será muy fácil de gestionar e incluso de hacer cambios en tu web sin esfuerzo.

5- No se de que escribir en mi web o blog

Lo más importante antes de empezar con un blog es escoger bien la temática y de que quieres hablar. Conocer qué quieres lograr de ella y poner foco a eso.

“Repito, es muy importante antes del diseño web que sepas tu temática y a
que público te diriges”

Si no tu proyecto tiene fecha de caducidad, acabarás tirando la toalla y abandonando.

Tengo una guía y hojas de trabajo que pueden ayudarte en este enlace Valora tus ideas, te las recomiendo si aun no las tienes.

Debes escribir de algo que te guste bastante, sino te acabarás aburriendo. Por eso hablaba de que tenemos que centrarnos en algo que verdaderamente nos apasione.

Además debe ser algo que domines, sino pasarás más de 10 horas buscando información para escribir algo que ni ocupará 500 palabras.

No importa si eres o no experto en la temática, siempre se puede buscar un enfoque adecuado para tu circunstancia.

La solución: Tu temática debe ser algo que verdaderamente te apasione, algo que incluso harías gratis aunque no te pagasen. (Si das lo máximo en algo que no te pagan… imagina cuando tengas ingresos lo que harías)

Ojo. Descarta todas esas ideas que tengas de… «me han dicho que esta temática da dinero y puede ser rentable», «suele hablarse mucho de esta temática y puede tener mucha audiencia», etc

Conclusión

Repasa todos los miedos y reflexiona bien cada uno de ellos. Hasta que no estés comprometido con todos ellos, o casi todos, no será un buen momento para continuar.

Si tienes alguna duda sobre alguno de estos miedos, o incluso quieres plantearme algunos más que no te he nombrado, puedes hacerlo a través de los comentarios.

PASO 2 – TRABAJO PREVIO

Bien, ya hemos eliminado esos miedos que tenemos al principio que hace que nunca decidamos empezar a tener nuestra propia web o blog.

Pero antes de empezar con la parte más técnica vamos a realizar un trabajo previo que nos ayude y facilite las cosas en los pasos posteriores.

Vamos a ir definiendo las siguientes cosas:

Nombre del blog:

El nombre del blog es lo que van a ver tus posibles lectores así que debe estar acorde a lo que vas a hablar, o lo que quieres transmitir.

Piensa en el nombre que quieres escoger , escribe varias opciones si no lo tienes muy claro. Has un listado con todas las ideas, aunque parezcan absurdas.

Cuando pase un tiempo vuelve a leerlas. Quita o añade algún nombre, a tu gusto.

Posible lector:

Definir un posible lector de tu blog te ayudará a saber como será tu web. No es lo mismo un diseño más clásico, informal o incluso uno infantil. Depende a quién te diriges claro está.

Por otro lado el tono en el que escribes debe ir enfocado al público que te va a leer. Define si quieres hablar de forma más técnica, más cercana y coloquial, etc.

Colores:

Cada color transmite una emoción, un estado… Debes jugar con estos colores para que tu lector ideal se sienta cómodo en la web.

Lo suyo es tener entre 2 o 3 colores como mucho. Si no, puedes perder el significado de estos sobre la web. Estos deben combinar bien entre ellos y tener un equilibrio en toda la web.

Tipo de letra:

Cada tipo de letra transmite, al igual que los colores, algo específico y concreto.

Lo correcto es no usar más de dos tipografías. Normalmente se suele usar una con más diseño o elegancia para títulos y partes específicas.

La otra, para toda la otra parte de texto que se ha de leer, procurando que este tipo de letra sea sencilla y de fácil lectura.

Imágenes:

Al igual que otros elementos de tu blog, las imágenes deben ir en sintonía con tu web, con lo que quieres transmitir y con tu lector ideal.

Usar imágenes con colores similares te puede ayudar a crear una buena composición de tu blog. Mi recomendación es que uses también imágenes de calidad y profesionales. Incluso plantéate comprar algunas de estas imágenes si puedes invertir en ello.

Existen bancos de imágenes donde puedes comprarlas, algunos de ellos además cuentan con muchas gratuitas que también puedes usar.

Tienes que tener en cuenta que como son gratis puede que se estén usando ya en muchas otras webs
por lo que puede llegar a ser un inconveniente.

Webs similares:

Vamos a navegar por Internet, e investiga webs sobre tu temática. O sobre otras que te atraigan. Busca cosas que nos gusten de ellas. Mira bien al detalle para ver que colores usan, que tipografía, que estructura tiene.Además mira las cosas que comparte y como lo hace, te dará muchas ideas para tu web.

Acostúmbrate a anotar todas las ideas que se te ocurran.

PASO 3 – QUE NECESITO PARA TENER UN BLOG

Una vez que tenemos la idea generalizada de como será nuestro blog, a quién va dirigido y qué temática vamos a tener, nos falta por saber que es lo que necesito para tener mi propia web.

No importa si conoces o no estos términos, ya que voy a explicarlos de forma que los entiendas si aún no los conocías.

Básicamente yo los resumo en 3 conceptos.

  1.  Dominio.
  2.  Hosting o alojamiento web.
  3.  Diseño web.

1 – Dominio

El dominio es el nombre que le daremos a nuestra web. Como ejemplo, mi propio dominio, antonioportillo.com.

Además del nombre de nuestro proyecto nos ayudará a potenciar nuestra propia identidad y marca.

Incluso puede usarse en forma de publicidad gratuita, al nosotros facilitar nuestro propio correo, «si necesitas información manda un correo hola@antonioportillo.com»

Este nombre podemos dividirlo en dos partes, separadas por un punto (como forma general, después existen variantes que no es necesario conocer de antemano).

La primera parte es nuestro nombre propiamente dicho. Lo que viene después del punto es lo que se llama extensión. Esta extensión tiene varios formatos con los que se puede identificar y asociar el tipo de web que vamos a encontrar.

Tipos de extensiones de dominios:

  • dominio.com, la más recomendable. Tiene la ventaja que es la más usada y por lo tanto es la más fácil de recordar si alguna vez damos este nombre. Tiene un carácter internacional.
  • dominio.org, la más recomendable si tienes una organización sin ánimo de lucro.
  • dominio.net, la más recomendable si tu web es del sector de las Telecomunicaciones, Internet y todas las relacionadas.
  • dominio.tv, recomendables para canales de televisiones y similares.
  • dominio.edu, son recomendables para instituciones académicas y relacionadas, usándose para sitios educativos.
  • dominio.info, son recomendables para sitios informativos.
  • Etc.

Además de estos dominios genéricos, existen los llamados territoriales, como por ejemplo:

  • dominio.es, utilizados para páginas webs en España.
  • dominio.mx, utilizados para páginas webs en México.
  • dominio.de, utilizados para páginas webs en Alemania.
  • Etc

Elegir un buen dominio y su extensión es importante para conectar con nuestro público ideal.

Hosting o Alojamiento Web

Cuando crees tu web, necesitarás que todo el material (diseño web, fotos, texto, etc) este en un lugar físico, abierto al público las 24 horas del día.

Ese espacio virtual destinado para nuestra web es lo que se llama Hosting.

Como si fuese un disco duro o unidad de memoria que tenemos alquilada para nuestro uso.

Existen infinitos proveedores de Alojamientos Webs, pero no quiero que pierdas tiempo ni te vuelvas loco intentando averiguar cual es mejor para ti.

Mi recomendación pasa por los 2 proveedores número 1 en España, con grandes prestaciones y atención de cliente exquisita, por lo que te evitará muchos dolores de cabeza a la larga.

Existen otros proveedores más económicos, eres libre de contratar el servicio donde quieras. Pero posiblemente podrás encontrarte con algunas de estas situaciones si no escoges adecuadamente:

  • Mi hosting es muy limitado no puedo adaptarlo a mi diseño web ni instalar cosas nuevas para mejorar mi sitio web.
  • Con frecuencia mi web se queda colgada. Pierdo ventas con eso.
  • He hecho unos cambios y mi web no se ve como antes. No puedo recuperarla.
  • Han hackeado mi web y he perdido todo mi trabajo.
  • Mi web tarda mucho en cargarse, es demasiado lenta.
  • He tenido problemas y al intentar contactar con el proveedor no lo consigo.

A veces lo barato sale bastante caro.

Mis hosting recomendados:

Webempresa

SiteGround

Raiola 

Host-Fusion

Destaco en ambos su gran calidad en los hosting.

  • Discos SSD los cuales son mucho más rápidos.
  • Hosting adaptados al WordPress para sacarle su mayor partido.
  • Servicio de atención al cliente excelente.

Diseño web

El diseño web, básicamente, es un conjunto de texto, imágenes, vídeos, sonidos y otros formatos que componen lo que realmente verán tus visitantes cuando te contacten por Internet. Vamos a definirlo como la apariencia, la estética de tu sitio web.

Por otro lado, hablamos de desarrollo web a toda la programación que hay bajo el capó, todas las funciones y ejecuciones de código, que harán que tu web se muestre como has imaginado. ¡No te preocupes!, no necesitas saber como funciona el motor de tu coche para desplazarte con él.

PASO 4 – PARTE TÉCNICA PARA DUMMIS (NOVATOS)

Una vez que verifiques que tu dominio está libre (de momento no contrataremos nada) y sabes que proveedor de hosting vas a contratar tendrás la primera parte de tu trabajo echo.

Este proceso es fácil. Aunque no seas muy diestro en la tecnología y la informática el servicio de atención al cliente te ayudará.

El tema del diseño web puede ser lo más complejo de todo.

Por un lado te puedes enfrentar a querer hacer tú mismo tu propia web y no tener los conocimientos suficientes.

O optar por contratar a un profesional, pero si no aprendes a gestionar tu web posteriormente dependerás de esos profesionales.

Hay miles de formas de hacer un diseño web, muchas herramientas, muchos lenguajes de programación… yo mismo he probado de toda esta variedad. He invertido muchas horas durante más de 10 años.

Pero realmente, lo más fácil para personas que quieren vencer las barreras tecnológicas de la informática, lo recomendable es utilizar un gestor de contenido.

(Un gestor de contenido es una interfaz que nos permite la creación y administración de contenidos, principalmente para la web)

Mi recomendación es utilizar el gestor de contenido WordPress por sus numerosas ventajas.

En los últimos años me he especializado en WordPress. He optado por esta solución por muchas ventajas que ofrece, como las siguientes:

  • En cuestión de unos minutos tiene una web profesional en tus manos. Lo que ahorra mucho tiempo y dinero al diseñador, respecto a hacer una web desde cero sin WordPress.
  • Tiene una curva de aprendizaje bastante óptima por lo que el mismo dueño de la web puede aprender a gestionarla y no dependerá de un profesional para posibles cambios en el futuro.
  • Detrás de WordPress hay una comunidad bastante amplia que está constantemente actualizando este gestor de contenido, por lo que tu no tienes que preocuparte en estas mejoras.
  • Esta misma comunidad está constantemente añadiendo y actualizando recursos que se pueden complementar el WordPress. Como por ejemplo un gestor de citas, copias de seguridad, etc.
  • Se puede ampliar y mejorar la web con PLUGINGS Y TEMAS (te los presento en el siguiente paso) que a su vez tienen una comunidad detrás que también los actualiza constantemente.
  • Gracias a la combinación de WordPress más los temas y plugins que elijas puedes obtener una web bastante profesional, sencilla, responsive y atractiva.

En resumen, tanto si diseñas tu mismo o no tu web, si creas tu blog con WordPress te podrás ahorrar bastantes dolores de cabeza y podrás autogestionar tu mismo en el futuro sin depender de profesionales en el diseño y desarrollo web.

PASO 5 – TEMAS Y PLUGINGS

Plugings

Los plugins en WordPress son como los órganos del cuerpo que te ofrecen funcionalidades específicas: músculos, articulaciones..etc.

Son como pequeños (incluso grandes) programas que complementan a WordPress para hacer cosas específicas que no hace por sí solo, o bien para amplificar algunas que sí hace por defecto.

A modo de ejemplo, un pluging puede ser un programa que te hace copias de seguridad, uno que te traduce tu web en varios idiomas, uno que te gestiona las reservas de citas, etc.

En la comunidad de WordPress existen infinitos plugins gratuitos que puedes usar según tu necesidad.

También podrás encontrar plugins de pago, que mejorarán bastante a los gratuitos. Te recomiendo, si necesitas algo muy concreto y es algo delicado, no andarte por las ramas. Un pluging de pago te ahorrará bastante tiempo en errores, limitaciones y dolores de cabeza que te causarán los gratuitos.

Ejemplo: Si mi web tiene que hacer reservas Online y no quieres que la experiencia del usuario sea nefasta por colgarse una reserva, o no llegar a ejecutarse correctamente el pago… invierte en un pluging de pago, te garantizará calidad y un soporte técnico adecuado.

Temas

Un Tema es la apariencia de nuestra página web. El diseño visual, lo que estamos viendo, los colores, tipo de letra, etc.

Al igual que con los plugins, puedes encontrar bastante información de temas gratuitos en el siguiente enlace.

Algunos de ellos son bastantes buenos. Para empezar y probar como funcionan no esta mal, aunque mi recomendación final siempre será usar uno de pago.

Estos temas, por lo general vienen con una serie de opciones generales muy fáciles de cambiar para adaptar tu web a tu medida. Cambio de color, de tipo de letra, forma de la cabecera…

Evidentemente un tema de pago te va a dar bastante más opciones para hacer tu web lo más personal posible.

Ejemplo: Suelo usar para mis web el tema DIVI que tiene muchísimas opciones de configuración y prácticamente puedes crear cualquier tipo de página web con ella. No hay límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba