¿Quieres escalar un peldaño más con tu negocio digital? Tu web es tu herramienta estratégica

web herramienta estrategica negocio digital

En este artículo te voy a demostrar que tu web es la herramienta estratégica de tu negocio. Gracias a la que vas a poder avanzar y escalar. Sigue leyendo porque al final me darás la razón. Y te cuento las razones.

Tienes un negocio digital, eres un emprendedor digital. Tu negocio eres tú; tú eres tu propio jefe y tuya es toda la responsabilidad. Y eso supone que tienes la libertad para hacer lo que quieras con él… y la obligación.

Todo negocio tiene que vender para salir adelante. Y para conseguir vender debes, obligatoriamente, ser productivo. Y, sobretodo, poner el foco, tu atención y toda tu energía en mejorar cada día, en no estancarte y seguir creciendo; tendrás que adaptarte a lo que quiere y necesitan tus clientes y tu mercado.

Y eso lleva tiempo, mucho tiempo. Para ello es necesario que te organices bien y te planifiques. Te he hablado de ello ya en este blog y te he dado las claves para conseguirlo.

¿Y cómo conseguir centrarse y darse tiempo para pensar nuevas ideas para hacer crecer tu negocio cuando la lista de tareas es larga y la cabeza siempre está ocupada en algo?

La solución para esto pasa por delegar ciertas tareas en terceros; profesionales especializados en su área que te liberarán de esas áreas de tu actividad que no controlas, que peor se te dan o que, simplemente, te ocupan demasiado tiempo y energía. 

Una de esas tareas es la del mantenimiento de tu sitio web. Tu web es la plataforma gracias a la cual tu negocio capta y vende, la que hace que todo suceda. ¿Eres consciente de todo lo que consigues con tu web?

Tu web es la herramienta estratégica de tu negocio

Así de tajante te lo afirmo: tu web es la herramienta estratégica de tu negocio digital. Y en este artículo te voy a dar las razones.

Para empezar, reflexiona sobre todo lo que recoge tu web, el uso práctico que le das. Repasemos:

  • Ofreces información sobre tí
  • Muestras cuáles son tus productos/ servicios
  • Captas a tu cliente ideal
  • Lo transformas en cliente real
  • Consigues datos de contactos
  • Facturas

En definitiva, el motor de tu negocio digital es tu web y tu eres el piloto. De ti dependerán las decisiones estratégicas, la mejora continua de tu oferta y asegurar un buen servicio. Los mandos son tuyos.

Y ese servicio se ofrece a través de tu web. Tienes una potente herramienta de venta y captación abierta las 24h del día, 365 días al año. Funcionando sin parar.

Pero es mucho más: tu web es el recurso que te va a permitir escalar en tu negocio y avanzar.

¿Por qué? En primer lugar, y obviamente, porque es en tu sitio web donde vendes. Pero además, tu web eres tú, representa todo lo que eres y ofreces.

Y como tal, se trata de la herramienta más crucial de todas. No tienes otra que la iguale.

Tu web es tu herramienta estratégica para que consigas avanzar y mejorar en tu negocio digital.

Por qué tu web es estratégica para tu negocio

Como te he dicho, es tu principal herramienta. Y a través de ella muestras lo que eres, qué y cómo lo haces.

Eso todos, pensarás. Sí, todos los emprendedores, marcas, empresas etc se encuentran en la misma situación en mayor o menor medida, dependiendo del uso y objetivos que hayan establecido para su sitio web.

Piensa en cualquier marca, de empresa o de un profesional y abre su sitio web: ¿qué te cuenta? ¿qué te sugiere? Si lo ves desde la perspectiva de un cliente seguro que te vienen a la mente un montón de opciones sobre la percepción de una web: una te parecerá que es estéticamente bonita; en otra te llamarán la atención sus buenos (o malos) contenidos; quizá lo percibas como un servicio de calidad y garantía … o no te inspire ninguna confianza porque te resulta confusa.

¿Lo ves? Un sitio web ofrece mucha información sobre su responsable. Y es la primera toma de contacto con ese profesional y, sin conocerlo, ya nos hacemos una idea de lo que nos parece.

¿Qué conclusión sacas de todo esto? Que tu web, como escaparate que es, resulta fundamental y decisiva y tienes que ofrecer lo mejor de ti en esta plataforma. Es imprescindible, no sólo que funcione bien, sino que todos los detalles hayan sido cuidados.

¿Qué dice de tí y de tu negocio tu sitio web?

Revisemos todos los aspectos que tu web ofrece y que conforman esa percepción.

Dominio

Tu web va ligada a tu dominio. A través del nombre o términos que elijas antes de tu extensión, indicarás a tu público a qué te dedicas, quién eres, qué es lo que haces etc.

Puede ser tu propio nombre (como es mi caso), como profesional que ofrece un servicio; el nombre de un producto o servicio determinado; el objetivo; la aplicación que tiene e incluso un conjunto de letras que no tengan un significado concreto.

En todo caso, tu dominio web representa tu hogar digital. A través de tu web ofreces garantía y confianza, aportas seguridad, porque demuestras que tras ese nombre hay alguien.

Marca 

Tu logo, colores, tipografías etc forman tu marca. Tu marca se ve representada de manera gráfica por estos elementos, que aparecerán en todos los materiales que produzcas, sean analógicos o digitales.

En el caso del sitio web, tu marca mostrará quién eres. Y deberá aparecer de una forma clara, homogénea y ordenada.

La utilización que hagas del logo, de elementos gráficos, tipos de letra diferentes y colores, debería ofrecer y sugerir lo que pretendas. Debería estar resuelta de forma que el usuario se haga una idea completa sobre ti y te posicione específicamente: en qué sector, área, a qué público te diriges, etc.

Misión, visión y valores

Tu web debe mostrar claramente el porqué de tu actividad y qué es lo que pretendes. Qué quieres conseguir con los servicios y productos que ofreces y cuáles son tus firmes creencias.

Es una forma más de transmitir y de generar confianza.

Visibilidad

Gracias a tu sitio web tendrás la capacidad de llegar a todo el mundo a golpe de ratón. Tu web es tu herramienta para conseguir llegar a los potenciales clientes y atraerles.

Posicionamiento

Más allá de la visibilidad, una web bien construida y acompañada por una buena estrategia de posicionamiento en buscadores, facilitarán que tu sitio web aparezca en los primeros resultados cuando los usuarios busquen por los términos que identifican tu actividad.

Autoridad

Si el trabajo en posicionamiento está bien hecho y va ligado a acciones concretas, como resultado tu web ganará en autoridad y será cada vez más considerada en tu área.

Confianza 

La imagen que proyectas a través de tu web será lo que determine que los usuarios te elijan frente a la competencia.

Una web cuidada, accesible y bien construida generará seguridad.

Universalidad y accesibilidad

Tener una web para ofrecer tus productos y servicios supone que cuentas con una herramienta de venta 24 horas al día, los 365 días del año y para todo el mundo.

Tu negocio nunca cierra porque tu web seguirá trabajando.

Comunicación, conversación, comunidad

Tu sitio web se convierte en tu principal canal de comunicación con tus contactos y clientes. Por medio de acciones en las que complementes y avances en la generación de contenidos (blogs, boletines, campañas, etc.), darás servicio directo a tus contactos y generarás una comunidad en torno a tu marca.

Venta

Obvio: tu web es tu plataforma de venta. 

 

En definitiva, tu sitio web es una herramienta imprescindible. Valiosa y decisiva para tu negocio online.

Como tal, la deberás cuidar y mantener actualizada y segura.

¿Comprendes ahora la importancia estratégica que recae sobre tu web?

La web mínima viable en el arranque de un negocio digital

¿El que tu web resulte la herramienta clave de tu negocio quiere decir que no puedes publicar hasta que tengas desarrollada la cojo-web? No, tampoco es eso.

Arrancar el negocio es un hito importante para el que habrás preparado todos los aspectos. La web en ese momento deberá cumplir con una serie de necesidades y ofrecer los recursos que te faciliten la venta.

Y hay que empezar con algo.

Quizá hayas publicado una sencilla web para iniciar tu andadura como emprendedor digital. Una plataforma que, de momento, se ajuste a tu necesidad actual, pero con la intención de ir mejorándola o cambiarla a medida que el negocio vaya creciendo.

A lo mejor incluso la decisión ha venido condicionada por otros factores, como pueden ser:

  • Falta de tiempo para desarrollar algo más complejo.
  • Te las has apañado sólo y has hecho lo justo para publicar.
  • No entiendes muchos de los recursos que se incluyen hoy día en los sitios webs.
  • Tu fuerte no es la redacción de contenidos ni el copywriting y por lo tanto has escrito tú unos textos que resumen lo que ofreces, pero sin mayores miras.
  • No tienes idea de qué más podrías incluir o cómo mejorarla.

Estas son sólo algunas de las cuestiones que suelen surgir cuando lanzamos un sitio web. Además, hay dos cosas que tienes que tener en cuenta:

1 Has hecho bien en arrancar con una plataforma mínima viable: lanzar tu servicio con una web modesta te permitirá verificar si tu producto cumple con la demanda que tiene el mercado y si hay interés.

2 A veces, y más cuando se trata de algo tan transcendental como nuestro negocio, sufrimos el llamado parálisis por la perfección.

Siempre veremos algo que se puede completar, cuestiones que mejorar, la compararemos con otra y se nos ocurrirán cosas que cambiar… Y eso nos retrasa y eterniza el proceso.

Así que mejor publicada aunque no esté perfecta que no sin publicar por querer mejorarla. Eso es así. 

Si tu problema es que te ha resultado duro hacerla sólo, tienes que saber que hay muchas tareas relacionadas con el desarrollo de un sitio web en el que otros profesionales te pueden ayudar: desde redactores, diseñadores, copywriters hasta sherpas digitales.

Cómo debe ser una web para que te ayude a escalar

Si ya estás pensando en tener de verdad una web estratégica, que escale según vaya creciendo tu negocio y que puedas avanzar gracias a ella, hay una serie de recursos y mecanismos que puedes implementar en la web.

Se trata de recursos tecnológicos de diferente tipo, que trabajarán al unísono y te ayudarán a cumplir con los objetivos marcados.

Recursos que convierten tu web en estratégica

Tu web se puede convertir de una forma sencilla en una herramienta de captar contactos o leads, poniendo en marcha varias tácticas que se implementan técnicamente:

Contenidos interesantes

Por mucho que te esfuerces en desarrollar la web más bonita del mundo, si ésta no aporta un valor con sus contenidos, todos tus esfuerzos habrán sido en vano.

Debes ofrecer contenidos relacionados con tu actividad que resulten de interés para las personas que navegan por tu web.

Es, además, una forma perfecta de mostrar cuál es tu visión en el negocio, cuál es tu misión y cómo puedes ayudarles. Y demostrarás tus habilidades y conocimientos a través de esos contenidos.

Por lo tanto, se trata de un elemento clave para ti.

Materiales gratuitos

Facilitar cierto tipo de materiales y contenidos más extensos que los artículos de un blog es una buena forma de demostrar que aportas, que estás para ayudar y que, además, lo haces de motu propio.

Estos materiales pueden ser documentos sobre una temática relacionada con tu área, en formato de descargables como ebook, lead magnet, plantillas, guías, etc.

Una vez más, será imprescindible que los contenidos tengan calidad y que supongan un valor añadido.

Formularios de registro para captar suscriptores

Tienes que tener una fórmula para retener y conseguir el contacto de los usuarios que lleguen a tu sitio web. En esta primera criba, si el SEO de tu página está bien hecho, las visitas a tu web serán personas interesadas en tu actividad.

Es el momento de atraerlas para que te faciliten su contacto y tengas una vía de comunicación directa con ellas.

¿Cómo? Lo comentado en el apartado anterior sobre los materiales gratuitos puede ser una manera perfecta: a cambio de su contacto, tú les ofreces un documento de valor. Gratuita e inmediatamente.

Suscripción a newsletters

Este punto está relacionado con el anterior. Has conseguido el contacto de tu lector; ahora es el momento de comenzar a establecer una relación con él: una relación que se base en tu generosidad y en la confianza que vas a despertar en él.

Le ofrecerás más contenidos interesantes de manera periódica, que te servirán para seguir demostrando tus capacidades y para contar lo que haces y cómo le puedes ayudar.

Como hemos visto en el apartado anterior en el que te hablaba de lo que puedes transmitir con tu web, ¿ves ahora lo importante que resulta?

Autorespondedores y cadenas de mensajes

La comunicación con tus suscriptores, por medio de esas newsletters y otros mensajes, se disparan de manera automática gracias a herramientas previamente programadas.

Estos mensajes te ayudarán a posicionar tu marca y a ofrecer atención a tus suscriptores.

Gestión de citas, sesiones, etc

Si tu actividad necesita de una relación uno a uno con tus contactos, sesiones estratégicas, llamadas de contacto etc en la que tengas que realizar reservas de cita previa, hoy día existen recursos técnicos que facilitan esta labor.

Webinars, conferencias, etc

Realizar un webinar, una sesión en directo y similares es posible también sin salir de tu sitio web.

Cursos

Si eres formador, profesor, coacher, instructor etc y desarrollas cursos, debes saber que puedes colgar los contenidos de tus cursos en tu web o enlazarla con plataformas específicas para cursos.

Intranets y membership sites

Las intranets y membership sites son espacios privados dentro de un sitio web a los que los usuarios acceden con un registro.

Son ideales en los casos de los cursos, formaciones etc. 

Como ves, son muchos los recursos que hoy día pueden incluirse en un sitio web y que pueden convertirlo en una herramienta más potente todavía.

Quién te puede ayudar a desarrollarlo

Seguramente te habrás hecho esta pregunta cuando hayas leído todo lo que puede llegar a transformarse tu web: ¿cómo lo harías? ¿quién te puede ayudar?

Tranquilo, que no te tienes que convertir en programador. Ni mucho menos.

Afortunadamente, hay profesionales, emprendedores digitales como tú, cuya especialidad es crear todo este tipo de desarrollos.

Este es un trabajo que desarrollamos los sherpas tecnológicos

Más allá del mantenimiento de los sitios web, también somos capaces de desarrollar nuevos recursos y de escalar las plataformas.

A la medida de tu proyecto y adaptado a tus necesidades y características concretas. Para convertir tu web en la herramienta tan potente como tú quieras.

Y desde una visión estratégica, además. Porque somos especialistas en estas áreas y podremos aconsejarte y guiarte en todo el proceso. Acompañarte en este camino para que tu web sea la herramienta que consiga que triunfes con tu negocio digital y lo lleves hasta donde tú quieras.

¿Te animas? ¿Tienes dudas o estás dispuesto a avanzar? Cuéntame qué te parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba